Actualidad


actualidad

La Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno y el Museo Sorolla, junto con “C3 Cultura con C de Cosmos” han organizado dos conferencias en las que se fusionan ciencia y arte.

Viernes 8 Nov, 2019, 12:01 WhatsApp_Image_2019-11-07_at_20.28.57
  • Un viaje que emprenderemos de la mano de los astrofísicos Eva Villaver (Universidad Autónoma de Madrid) y Benjamín Montesinos (Centro de Astrobiología, CSIC-INTA).
  • La primera cita será mañana jueves día 7 en la sede de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán El Bueno (Pº General Martínez Campos, 25) y la segunda cita será el miércoles 13 en la sede del Museo Sorolla (Pº General Martínez Campos, 37).

Madrid, 6 de noviembre de 2019.– Detrás de cada cuadro de Sorolla, además de la belleza que podemos percibir, se esconde una fascinante historia que nos lleva hasta los orígenes del Universo. Un viaje que emprenderemos de la mano de los astrofísicos Eva Villaver (Universidad Autónoma de Madrid) y Benjamín Montesinos (Centro de Astrobiología, CSIC-INTA), el próximo jueves, día 7.
Este será el tema de una de las dos conferencias en las que se fusionan ciencia y arte, organizadas, con motivo de la XIX Semana de la Ciencia, por la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno y el Museo Sorolla, junto con “Cultura con C de Cosmos.”

La primera de ellas, “Joaquín Sorolla: luz, pigmentos y estrellas”, une la obra de Joaquín Sorolla y la astronomía. Los asistentes podrán descubrir que detrás de cada uno de los colores que componen los cuadros de Sorolla, de los pigmentos y materiales que mezcló en su paleta, hay miles de millones de años de historia y de evolución del Universo. Será mañana jueves, las 19:30h; en la sede de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno (Pº del General Martínez Campos, 25).
La luz del mediterráneo, que tanto fascinaba a Sorolla y que el pintor valenciano supo plasmar magistralmente en sus cuadros, servirán de hilo conductor a la astrofísica Eva Villaver para explicar qué es la luz, por qué vemos distintos colores y por qué percibimos unos colores concretos y no otros.

Aparte de admirar los cuadros de Sorolla, y “ver” la luz que “pintaba”, hay muchos más secretos en cada una de las pinceladas del genial artista, como explica el astrofísico Benjamín Montesinos: “Cada obra de arte de Sorolla está hecha de materiales como el óleo, principalmente, aunque hay algún dibujo a carboncillo. Pretendemos que los asistentes a la conferencia conozcan, a través de cada cuadro, los pigmentos de que están hechos, qué materiales componen el óleo que utilizaba, el aguarrás o la esencia de trementina con la que limpiaba los pinceles. Y esto nos lleva a los elementos químicos que dan lugar a esos colores que apreciamos en los cuadros, y que se formaron hace miles de millones de años, dentro de una estrella. Y por extensión, a los elementos que componen todo cuanto nos rodea.”

Un recorrido que nos permitirá viajar en el tiempo hasta situarnos 13.800 millones de años atrás, cuando tuvo lugar el Big Bang, o Gran Explosión, que dio lugar al universo:“Si hubiera habido un químico presente 20 minutos después de la gran explosión, su química sería muy sencilla y su tabla periódica solo tendría cuatro elementos: hidrógeno, helio y cantidades mínimas de litio y berilio, los elementos más sencillos. Y explicaremos cómo, a partir de ahí, se formaron todos los demás, hasta llegar a los 118 recogidos hoy en la tabla periódica”.
Sabremos, además cuáles de estos elementos están presentes en cada pincelada de un Sorolla, que varían dependiendo del color dominante en cada lienzo: de los blancos,“que contienen mucho plomo”, a los amarillos, en los que encontramos elementos químicos más raros, como antimonio y otros átomos pesados, explica Benjamín Montesinos.

El agua será el nexo entre la pintura de Sorolla, la poesía y la ciencia en la siguiente conferencia, “Joaquín Sorolla: agua, poesía y vida”, que tendrá lugar el miércoles 13
de noviembre, a las 20:00 horas, en el Museo Sorolla (Paseo del General Martínez Campos, 37). Los conferenciantes serán en esta ocasión la geóloga Olga Prieto-Ballesteros, jefa del Departamento de Planetología y Habitabilidad; y el bioquímico Carlos Briones, Departamento de Evolución Molecular, ambos del Centro de Astrobiología.

 

Pilar Quijada Comunicación 619 20 19 72

 

WhatsApp_Image_2019-11-07_at_20.03.12

WhatsApp_Image_2019-11-07_at_19.43.18-4