Actualidad


actualidad

La Nobel de Física Donna Strickland recibe la primera Medalla de Honor del Premio Julio Peláez a Mujeres Pioneras en Ciencias Físicas, Químicas y Matemáticas

Lunes 24 Jun, 2019, 8:44 18/06/2019  SANTANDER
UIMP SANTANDER 
Concesión de la Medalla de Honor del Premio Julio Peláez a Pioneras de la Ciencia a la Premio Nobel Donna Strickland .

Katarina Svanberg; Teodoro Sanchez-AvilaMar; Garcia Hernandez; Paqui Caballero

FOTO: JUAN MANUEL SERRANO ARCE

“Queda mucho por hacer para lograr la igualdad”

El pasado martes, 18 de junio, la tercera mujer en recibir un Nobel de Física, Donna Strickland, se convirtió en la primera en recibir la Medalla de Honor del premio “Julio Peláez”, nuevo galardón concedido este año por la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno a las mujeres pioneras en Ciencias Físicas, Químicas y Matemáticas, dotado con 12.000 euros.

Un galardón que la doctora Strickland recibió “muy agradecida” y con “honor”, como recogía la Agencia, Efe, uno de los medios que cubrieron la entrega de la Medalla, de manos del presidente de la Fundación, don Teodoro Sánchez-Ávila.

Tras agradecer a la doctora Strickland la aceptación de la medalla, el presidente de la Fundación Tatiana recordó los muchos méritos de la galardonada: “En esta primera edición, el Jurado aprobó por unanimidad entregar la Medalla de Honor a la doctora Donna Strickland, de la Universidad de Waterloo, Canadá, premio Nobel de Física 2018, por ‘su método para generar los pulsos de láser más cortos e intensos creados por la humanidad’. Además de sus méritos científicos, el Jurado ha resaltado su condición de Pionera en la Ciencia, al ser la primera mujer en ganar el Nobel de Física en los últimos 55 años, y la tercera en recibirlo en toda la historia del prestigioso galardón”.

“Hay mucho trabajo por hacer” para lograr la igualdad de género, reconocía la premiada, como recogía la agencia Europa Press, que también se ha hecho eco de esta nueva distinción con vocación de convertirse en un referente en el reconocimiento y visibilización de las mujeres pioneras en la Ciencia.

Strickland admitió que la sociedad está avanzando en la igualdad, pero “de forma lenta”. Y resaltó que, en Canadá, su país, sólo un 15 por ciento de los ingenieros son mujeres. Aunque no a todas las mujeres tiene que gustarles la ciencia, dijo, “al menos deben tener la oportunidad” de dedicarse a ella, como resaltaba Europa Press.

Por eso el presidente de la Fundación señaló que este premio, dotado con 12.000 euros, va dirigido precisamente a mujeres que «muchas veces» han tenido que «romper techos de cristal» y «no han recibido el reconocimiento que merecen». Y añadió que la fundadora de esta organización, Doña Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, estaría «muy feliz» de ver reconocido el trabajo femenino con el galardón que lleva el nombre de su marido.

La ceremonia de entrega de la Medalla de Honor Julio Peláez tuvo lugar en Santander, durante el curso de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) ‘IV International School on Light Sciences and Technologies. Light in Sources, Health and Medicine’, en el que participa Donna Strickland como una de las principales expertas en la materia.

Al acto de entrega asistieron la rectora de la UIMP, María Luz Morán, el consejero de Educación en funciones, Francisco Fernández Mañanes, la vicerrectora de difusión e Intercambio Científico de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, María del Mar García Hernández; la presidenta del Premio Julio Peláez, Francisca García Caballero; y la directora del Medical Laser Center de la Universidad de Lund, Katarina Svanberg, entre otras personalidades.

Donna Strickland fue también investida por la Universidad Menéndez Pelayo Doctora Honoris Causa dos días después de recibir la Medalla de la Fundación.

Strickland es la tercera mujer que la Fundación Tatiana ha querido contribuir a visibilizar este año. Junto a ella, el pasado 4 de junio, la doctora Carme Torras, pionera de la Robótica y la Inteligencia artificial, un campo mayoritariamente masculino, recogía en la Real Academia de Ciencias el IV Premio Julio Peláez. Completaba la terna, en la nueva modalidad de joven investigadora, la joven matemática Elisa Lorenzo, cuya línea de investigación se sitúa en la frontera de la teoría de números y la geometría aritmética, con aplicaciones en la criptografía. Un campo de gran actualidad que hace posible la seguridad de nuestros mensajes.

 

Así contaban algunos medios la entrega de la Medalla Julio Peláez a Donna Strickland: