Actualidad


actualidad

Diálogo Público con el Profesor Pasko Rakic, director del departamento de Neurobiología de la Universidad de Yale en la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno

lunes 13 Abr, 2015, 10:41

“Los genes y el entorno son complementarios y necesarios para el desarrollo cerebral y su contribución es el ambos casos del 100%”, afirmó esta mañana el prestigioso neurocientífico Pasko Rakic en el Diálogo Público sobre “El impacto del ambiente en nuestro celebro”, que ha tenido lugar en la sala de conferencias de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno.

Rakic, director del Departamento de Neurobiología de la Universidad de Yale y primer premio Kavli en Neurociencia (considerado el Nobel en esta rama de la ciencia) dialogó con Carmen Cavada, directora de la Cátedra de Neurociencia de la Universidad Autónoma de Madrid-Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno.

Durante el encuentro, el profesor Rakic comenzó recordando que la corteza cerebral es la parte del cerebro que distingue a los humanos de otras especies. Además, explicó que el ser humano comienza su vida prenatal con un número de neuronas que se va reduciendo hasta la adolescencia, para posteriormente estabilizarse, ya que después del nacimiento no existen nuevas neuronas, sino que se refuerzan o debilitan las conexiones sinapiales. Advirtió que son las neuronas que el cerebro va usando las que permanecen, por lo que se pierden aquellas que no llegan a utilizarse.

En este sentido, el prestigioso neurocientífico comentó que hay que comenzar a cuidar la salud cerebral del ser humano desde antes de su nacimiento. Los agentes tóxicos, las drogas o estupefacientes dañan las neuronas, afirmó. Y añadió que hay estudios que demuestran los efectos negativos de un nivel del consumo de alcohol durante el embarazo en el desarrollo cerebral de los niños.

El profesor Rakic explicó que el desarrollo neuronal aconseja que los aprendizajes profundos se realicen en la primera década de la vida. Posteriormente la capacidad de aprendizaje continúa pero con menor profundidad. Así se ha demostrado en el aprendizaje de los idiomas, el deporte de élite, etc.

Asimismo habló de cómo la interacción en las redes sociales podrían tener un impacto en nuestro cerebro, aunque todavía es un campo sobre el que hay mucho que investigar.

 Bio Profesor Pasko Rakic

Pasko Rakic nació en Ruma, en la antigua Yugoslavia, actual Serbia. En su infancia y juventud fue un estudiante brillante, gran lector, aficionado al ajedrez, a la acuarela y el dibujo. Estudió Medicina en la Universidad de Belgrado. Entonces vio dibujos de Santiago Ramón y Cajal, que, en sus palabras, “me abrieron un universo de increíble complejidad y belleza, formado por las siluetas negras de las neuronas y el pensamiento imaginativo de Cajal sobre su evolución y funcionamiento. Este encuentro, más que los acuciantes problemas de las enfermedades neuropsiquiátricas, inclinó mi interés al sistema nervioso central”.

Al terminar los estudios de Medicina comenzó a especializarse en neurocirugía. Durante el segundo año obtuvo una beca en el Departamento de Neurocirugía de la Universidad de Harvard; allí le asignaron hacer investigación en neuroanatomía humana en el Departamento de Neuropatología. Se quedó allí cuatro años y regresó a Belgrado, donde decidió abandonar la neurocirugía y dedicarse a la biología del desarrollo y genética. Pensaba que podía ser más útil a través de la investigación que atendiendo pacientes. Durante su Tesis Doctoral identificó las capas ventricular y subventricular del cerebro en desarrollo y describió la migración de las neuronas recién formadas desde esas capas hasta los lejanos lugares donde se sitúan en el cerebro desarrollado.

Rakic ha dedicado su vida a entender cómo se desarrolla el cerebro desde las fases más precoces en vida intrauterina hasta la vida adulta. En particular ha estudiado los mecanismos que rigen los largos desplazamientos de las neuronas en el cerebro en desarrollo, un fenómeno único del sistema nervioso, que no acontece en otros órganos. También ha defendido que las neuronas responsables de las capacidades mentales humanas más valiosas, son células irremplazables; a lo largo de la vida contamos con las mismas neuronas que teníamos al nacer.

En 1969, Rakic retornó a la Facultad de Medicina de Harvard. En 1978 accedió a la cátedra de Neurobiología de la Universidad de Yale, donde sigue trabajando activamente y donde es además director del Instituto Kavli para Neurociencia. El Profesor Rakic ha recibido numerosos premios y distinciones. Destaca entre ellos el primer premio Kavli en Neurociencia, considerado el Nobel en esta rama de la ciencia.